Buscar
  • Beagles Del Imperio Canino

Cuidados que debes tener con tus cachorros BEAGLES

Actualizado: ene 14

Los BEAGLES son encantadores, inteligentes y juguetones, con lo cual requieren de atención, entrenamiento y cuidado. Adoran la compañía de los humanos, especialmente de los niños, recuerda que sus ancestros fueron perros de trabajo cuya misión era cazar. Si no sabes cómo empezar a cuidar de un beagle cachorro, sigue leyendo y apunta lo que necesitarás para mantenerle sano y feliz.

Cachorros Beagles Del Imperio Canino
Cachorros Beagles Del Imperio Canino

Prepararse para la llegada de un cachorro a casa


Conoce lo que generalmente puedes esperar de un beagle.

Ten en cuenta que es un perro cazador. Una vez que entiendes cómo funciona la mente de un Beagle, puedes asegurarte de preparar todo a fin de satisfacer las necesidades (físicas y mentales) de tu cachorro para que pueda convertirse en un perro adulto equilibrado, contento y satisfecho.

Los instintos cazadores de un beagle hacen que sea extremadamente curioso y que meta la nariz hasta en lo que no le incumbe.


Haz que tu casa sea segura para un cachorro.

Antes de llevar a tu cachorro a casa, debes asegurarte de que sea un lugar seguro para él. Recoge del suelo la basura, los artículos personales, cualquier alimento que no sea para cachorros o perros y otros objetos que tu cachorro pueda tragarse o con los que pueda atragantarse. Básicamente, hacer la casa segura para un cachorro es esencial, ya que cualquier objeto que no hayas quitado del alcance de tu mascota será explorado por su boca y dientes.


Preséntate al cachorro.

Si no puedes llevarlo a casa de inmediato, visítalo con frecuencia para que se sienta cómodo contigo. Muchos criadores permiten estas visitas, ya que es bueno que el cachorro se acostumbre a ti.


Compra suministros.

Antes de llevar a tu cachorro a casa, necesitarás conseguir muchos suministros. A continuación tienes una lista para ayudarte a comenzar:

  • Tazones para comida y agua: de preferencia, deben ser de acero inoxidable o de cerámica, ya que estos pueden colocarse en el lavaplatos y es fácil mantener la superficie limpia.

  • Una cama para perro: debe ser suave y cómoda para que el cachorro se sienta seguro. Elige una con un forro que se pueda lavar y considera conseguir dos camas, de modo que, cuando laves una, el cachorro aún tenga otra.

  • Almohadillas para cachorros: son almohadillas absorbentes descartables bastante útiles para encargarte de los inevitables accidentes del periodo de entrenamiento para ir al baño.

  • Desinfectante y guantes para la limpieza: puedes emplearlos para limpiar cuando ocurra un accidente. Elige un limpiador enzimático y evita los que contienen lejía o amoniaco, ya que estos pueden incrementar el olor de la orina. De emplearlos, podrías hacer que el cachorro se sienta atraído hacia ese lugar sin darte cuenta.

  • Una jaula: elige una lo suficientemente grande para que el beagle entre de pie y echado con las patas estiradas. Si una jaula para perro adulto es demasiado grande, crea una pared divisoria para hacer que el tamaño sea adecuado para tu cachorro. Si tuviera demasiado espacio, podría utilizar una sección como baño.

  • Un collar y placa: consigue un collar de nailon y una placa de metal. La placa servirá para identificar al cachorro si se perdiera. Debe empezar a utilizar un collar al menos a los 6 meses de edad. Antes de elegir el tamaño del collar, ten en cuenta que los cachorros crecen.

  • Arnés y correa: es buena idea hacer que tu cachorro se acostumbre a usarlos desde el inicio. Asimismo, te ayudarán a controlarlo para que no se escape mientras lo entrenas para ir al baño.

  • Juguetes: a los beagles cachorros les encanta mascar, así que asegúrate de que todos los juguetes sean seguros. Revísalos frecuentemente para ver si están dañados y deshazte de ellos si fuera necesario. Recuerda que el relleno de un juguete, un ojo, una nariz, o incluso el chirriador que traen dentro podría causarle una obstrucción intestinal, así que no te arriesgues.

  • Premios para cachorros: asegúrate de conseguir algunos premios suaves y otros crujientes. Los crujientes ayudarán a limpiar el sarro de sus dientes y los suaves son excelentes para utilizar durante el entrenamiento.

  • Alimento para cachorros: de ser posible, elige el mejor del mercado.

  • Herramientas básicas de aseo: consigue un cepillo de cerdas, un peine, guantes de jebe, pinzas para cortar uñas, champú, acondicionador, pasta dental y cepillo dental para perros, y toallas.

Lleva al cachorro directo al lugar que has designado como el baño tan pronto como llegue a casa.

Es ahí donde debe hacer sus necesidades. Coloca al cachorro en dicho lugar y fíjate si se sienta en cuclillas. De ser así, felicítalo mucho y dale un premio de modo que empiece a asociar ese lugar como el sitio correcto para ir al baño.[3]

  • Pasea al cachorro por su nuevo patio y vecindario antes de llevarlo adentro de la casa. De esta manera, se familiarizará con el área y definirá su nuevo territorio.


86 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo